Idas y venidas

Un amor incondicional: los animales

Normalmente cuando salen noticias sobre animales por televisión es para señalarnos la crueldad del ser humano: niña cazadora mata jirafas y se baña con su sangre; lobos en peligro de extinción pero se permite la libre caza para su supresión; los encierros de La Alcarria dónde un toro es maltratado en público hasta su muerte; etc.

Ayer estaba viendo las noticias y estaban hablando del terremoto que hace unos días azotó Italia, pero en este caso era una noticia diferente, una noticia buena: habían encontrado a un perro vivo sepultado entre las ruinas. El héroe en cuestión se llama Romeo y sobrevivió 9 días enterrado en los cimientos del que fue su hogar. Su familia lo dio por muerto y se encontraron la sorpresa al volver a la que fue su casa a por los restos que pudieran quedar.

No quiero ni imaginarme lo que habrá sido para ese animal aguantar 9 días enterrado con vida. Su desorientación, donde estaba su familia, que era lo que había ocurrido. Por suerte a veces la vida nos sorprende con estos pequeños milagros que nos dan luz a una pequeña esperanza y a no darlo todo por perdido, a veces los milagros ocurren. Romeo volvió a nacer el día que lo encontraron, solo espero que sea querido y mimado como se merece pues es un luchador.

Otra noticia que me llamó la atención es la del perro que estaba esperando en la entrada de un hospital a su dueña ingresada. Sandra y su padre Manuel viajaban en coche con Maya, la mascota de Sandra, después de una vacaciones en Granada y haciendo ruta hasta su destino, Barcelona. A medio camino Sandra sufrió un ataque de apendicitis y fue ingresada en el Hospital General Universitario de Elda, como no está permitida la entrada de animales en los hospitales, Maya hizo guardia en la entrada de este hasta la recuperación de su dueña. Allí Maya fue mimada por enfermas, médicos y toda persona curiosa que se acercaba a ver al animal. Cuando Sandra fue dada de alta publicó una foto de su reencuentro con Maya, la cual le estuvo esperando 6 días a las puertas del hospital.

perro2
Maya en la entrada del Hospital General Universitario de Elda.

Una vez más el mundo animal nos demuestra ser más humanos que los que nos hacemos llamar así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s