Mis recetas

· Pasta con salsa verde ·

¿Sabéis esos días en que a una le apetece meterse en la cocina y experimentar? Pues esta receta fue un poco eso, un invento y, debo decir con humildad, que salió bastante bien jeje. Últimamente estoy intentando meter más verde en mis platos y no siempre ha de ser esto en un plato con unas acelgas cocidas y un chorro de aceite crudo (que también está muy rico pero no como para comer todos los días lo mismo). Es cierto que el ritmo de vida de cada uno (y las ganas y lo poco o mucho que nos guste cocinar) marca la alimentación de cada persona. Por suerte para mi, normalmente suelo disponer de tiempo para poder hacer algún día platos más elaborados o, directamente, platos elaborados al día sin necesidad de hacer los dichosos tuppers semanales. A lo que voy, en un intento de comer más verdura se me ocurrió probar esta receta. Esta misma receta también puede realizarse en versión vegana, simplemente deberíamos sustituir la crema de leche animal por una vegetal (yo quiero probarla con una de coco que seguro que queda top, top mmm), la pasta por una sin huevo y excluir el parmesano que le añado al final y añadir quizás unos trocitos de tofu fresco que creo que también pueden quedar muy bien.


INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

Espinacas frescas

Espárragos

Pasta italiana

Crema de leche para cocinar

Parmesano

Aceite extra virgen

Pimienta y sal


FotoJet CollagePrimero pondremos el agua para la pasta a hervir, como ya os dije en anteriores veces, el agua la justa y necesaria: suficiente para que la pasta se pueda mover pero tampoco inundar la olla y que parezca una piscina. Hasta que no arranca a hervir nunca le hecho la sal. Para esta receta le he tirado un poco de orégano al agua que da un toque rico a la pasta (también podéis sustituir el orégano por una hoja de laurel si os gusta). Recordad siempre respetar el tiempo de cocción de la pasta que estéis utilizando, ya sabéis que yo soy de las que la prefiere al dente. Para esta ocasión he comprado esta marca de pasta italiana en Condis y la verdad debo decir que repetiré. Es una pasta de grano duro así que a los que os guste la pasta más bien tirando para tierna no os la recomiendo.

A parte pondremos a hervir las espinacas frescas con una pizca de sal, estas intento hervirlas lo justo para que no se deshagan ni pierdan el sabor.  Una vez hervidas las espinacas las colaremos y las reservaremos. En un recipiente añadiremos 250 ml de crema de leche para cocinar y las espinacas, una pizca de sal y pimienta y lo trituraremos hasta que quede una crema y lo reservaremos.

Cortaremos los espárragos en juliana y los saltearemos en el wok o sartén con un chorro de aceite extra virgen y añadiremos la pasta ya escurrida. Lo mezclaremos todo bien y le añadiremos la crema con las espinacas que habíamos reservado a parte. Una vez esté ya todo bien integrado y con el fuego ya apagado añadiremos el parmesano y emplataremos.

IMG_20170407_123646_850

Como veis es una receta bastante sencilla dónde integramos verduras y hortalizas y variamos un poco de los típicos platos de pasta sin perder el buen sabor ni tiempo. Además, en este tipo de receta podéis jugar un poco con los ingredientes y podéis añadir unas setas o el tomate seco en aceite que os presenté en una receta anterior (si no recordáis cuál era clicad → aquí y os llevará directos al post ^^).

Espero que os haya gustado y que si lo probáis me deis vuestras opiniones 🙂

¡Bon profit! ¡Que aproveche!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s